Cortes en dos líneas de Metro de Madrid, la M-30 y la M-40 y 300 salidas de los bomberos a causa de la lluvia | Madrid | España

El tormentón caído en la Comunidad de Madrid en las últimas horas, con 60 litros por metro cuadrado en Somosierra, pero apenas 18 en la zona central de la región, ha provocado importantes problemas de movilidad en la hora punta de este viernes en la capital. Por un lado, al poco de abrir el servicio han cortado dos líneas del metro por inundaciones, la L7 y la L9, aunque ya se han reabierto las estaciones afectadas. Además, se han producido balsas de agua, averías de vehículos y accidentes en varios puntos de la M-30 y de la M-40, con fuertes retenciones. Los bomberos de la capital han tenido que hacer 50 salidas, que se suman a las 250 del cuerpo regional en el resto de la comunidad. Se ha producido inundaciones en Algete ―con rescate de conductores atrapados por el agua en la M-100―, Soto Del Real, Manzanares, Colmenar Viejo y puntos del Corredor del Henares como Alcalá, donde los trenes de Cercanías no paran en La Garena, anegada de agua.

Toda la comunidad está este viernes bajo aviso amarillo por lluvia, el mínimo, por unos acumulados de 20 litros en una hora. Según Telemadrid, durante la noche cayeron hasta 20 en apenas 15 minutos en algunos barrios al sudeste de la capital. Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), desde la medianoche y hasta las 10.30 donde más agua se ha recogido en la región es en Alcalá, con 52,4 litros, Somosierra, con 51,5 y Colmenar Viejo, con 38,3, que ocupan del segundo al cuarto puesto en el top ten de precipitaciones nacional. Además, se han acumulado 38,3 en Colmenar Viejo, 29,2 en Rascafía, 22,4 en Navacerrada, 20,8 en San Sebastián de los Reyes y 18,1 en Madrid Retiro.

El medio centenar de intervenciones de los bomberos del Ayuntamiento de Madrid se llevaron a cabo entre las cinco y las ocho de la mañana, aunque en ninguna de ellas hubo que lamentar heridos, informa una portavoz de Emergencias Madrid. La mayoría de las salidas han sido por balsas de agua, ramas de árboles que han caído o con riesgo de caer a la vía pública y daños en interiores. En el resto de la región, se han abierto 405 expedientes de 5.00 a 9.00, con 210 salidas de los bomberos, el grueso de ellas en Soto Del Real, Manzanares, Colmenar Viejo, Madrid y puntos del Corredor del Henares. Han intervenido en sótanos, garajes y han tenido que rescatar a varias personas atrapadas en sus coches en la M-100 en Cobeña, en la zona de Algete, según detalla un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

En las vías de acceso a la capital, los problemas comenzaban a las 6.30, cuando la DGT señalaba que el tráfico era complicado en la A-2 en Torrejón, Coslada y Canillejas y también en la M-40 en Vallecas en ambos sentidos. A las 8.00, lo más complicado estaba en la zona este, con la M-40 muy congestionada desde Carabanchel Alto a Coslada y Hortaleza sentido A-2, en la M-21 en Coslada hacia la A-2, la entrada en la A-2 en desde Torrejón y en la M-50 en Paracuellos del Jarama sentido norte.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

A las 8.50, se ha cortado la M-40 en Coslada en ambos sentidos, que se ha reabierto a las 9.40, aunque “persisten las dificultades desde Mercamadrid a Coslada y Hortaleza, todo sentido A-2″. A las 9.30, estaba cortada la M-100 en Cobeña y, por un accidente, la circulación era muy complicada en la M-50, en Paracuellos del Jarama hacia la A-1.

En la capital, a primera hora estaba interrumpida la L7 entre Estadio Metropolitano y Pueblo Nuevo, pero el servicio ha quedado restablecido a las 7.30. Tampoco circulaban los trenes en la L9 entre Puerta de Arganda y Rivas Futura en ambos sentidos y, tras achicar el agua, se ha reabierto a las 8.05. “El servicio se presta con normalidad en toda la red de metro”, asegura una portavoz a este diario sobre las 8.30.

En la M-30, desde primera hora se han registrado registrando cortes por accidentes, averías de vehículos o inundaciones, todos ya solucionadas. Afectaban a la plaza de Grecia, puente de Ventas, la avenida del Mediterráneo, el túnel de María de Molina y la calle de la Fuente Carrantona con O´Donnell.

La tormenta también ha afectado a Barajas donde, según asegura un testigo en X (antes Twitter), estaba entrando agua en una de las pasarelas de acceso a un avión. En la red de Cercanías, la estación de La Garena en Alcalá permanece cerrada por inundación, lo que afecta a las líneas C2, C7 y C8.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.